Moda Responsable

por Monica Vargas en November 16, 2021
Seguramente la imagen de nuestro desierto de Atacama como vertedero de ropa se grabó en tu memoria... Ojalá que no se borre porque necesitamos crear conciencia.
Por eso, ahora que ya estamos con muchos eventos, se acerca el fin de año, graduaciones y matrimonios, es el mejor momento para planificar nuestros looks y hacernos responsables del consumo textil.
Ufff no suena fácil...
Empecemos con la pregunta clásica. ¿Qué me pongo?
1. Revisa tu clóset y dale una vuelta a tus opciones. Lo bueno es que lo vintage está cada vez más de moda, así es que bienvenido el clóset de la tía, la mamá y la abuela... Siempre hay algo. A la lavandería y ¡voilá! Como nuevo.
2. Seguro que tus amigas tienen algo que puedan intercambiar. No te preocupes si crees que se va a ver repetido. Cada cuerpo es diferente y le da su propio calce a cada prenda.
3. Por último, si tienes sí o sí que comprarte algo. Opta por un básico. Un vestido negro, un top de un color, pantalones combinables o una falda simple. No busques estampados estridentes y que te limiten a "una sola vez". 
Recuerda que cada look es diferente dependiendo de los accesoriosRevisa nuestras sugerencias para crear tu propio estilo.
Queremos ser un aporte, ojalá la imagen de nuestro desierto de Atacama te haga preguntarte si eres pasiva o activa ante la industria de la moda. 
¿Realmente necesito más ropa? o ¿me preocupa comprar calidad antes que cantidad? ¿conozco las políticas medioambientales y de responsabilidad social de la marca que estoy comprando?
No dejemos que la industria textil nos maneje, sino que impongamos nuestra demanda a la confección responsable y consciente con nuestro medio ambiente y sociedad.
Recuerda que el costo de nuestro consumo es muy alto.  Los textiles son altamente contaminantes, las tinturas y telas utilizadas en ellos pueden terminar generando microplásticos.
Y no todo es la ropa... las etiquetas y el empaque también hacen lo suyo.
No seamos consumidores irresponsables. 
Hoy, reducir, reusar y reciclar ya no es una moda... debe ser nuestro objetivo de consumo.
Escribir un comentario