Cuidados

 

Para que tus joyas estén como nuevas te sugerimos seguir las siguientes recomendaciones:

 

Plata
Puedes usarla en todas condiciones sin problema, Cuando la plata se pone negra, te recomendamos limpiarla con bicarbonato. El ennegrecimiento se puede deber a cambios en tu Ph ya sea por alguna enfermedad, uso de remedios o a veces simples cambios de ánimo.

Plata bañada en oro
Puede desteñirse levemente o bajar la intensidad del baño. Para evitarlo, te sugerimos que evites mojar tus joyas, echarles crema o perfume y sacártelas para hacer deporte. En caso que quieras limpiarla, te recomendamos usar una solución suave de detergente de loza y un cepillo de dientes suave para hacerlo. Luego, enjuaga la joya, sécala con una toalla de papel y asegúrate que está bien seca antes de guardarla.

Bronce bañado en plata u oro
Para evitar que se decolore, te sugerimos que evites mojar tus joyas, echarles crema o perfume y sacártelas para hacer deporte.

Aluminio
Zenned Out utiliza aluminio 1100 el cual no produce decoloración en la piel y no es tóxico. Si bien se mantiene muy bien, es recomendable no mojarlo para que los diseños estampados no pierdan el tinte. En cuanto a su resistencia, el aluminio es muy maleable y, si bien permite un mejor ajuste, también puede quebrarse si es que se mueve mucho.

Cobre y bronce
Estos metales pueden teñir la piel de azul o verde. La intensidad del color dependerá del Ph de cada persona, pero este tinte es inocuo y desaparece a los pocos días.

Es importante que mantengas tus accesorios secos y limpios. Después de usarlos puedes pasarle un paño y guardarlos en una bolsa de plástico.

Si quieres proteger tus joyas de bronce o cobre, puedes aplicarle un barniz de uñas transparente a modo de capa protectora.

 

Como recomendación general te aconsejamos guardar tus joyas en bolsas de tela, ojalá de algodón o lino. Evita las bolsas de organza porque ennegrecen las joyas.