Plata: puedes usarla en todas condiciones sin problema. Cuando la plata se pone negra, te recomendamos limpiarla con nuestros pañitos para limpiar plata o bicarbonato. El ennegrecimiento se puede deber a cambios en tu Ph ya sea por alguna enfermedad, uso de remedios o a veces simples cambios de ánimo.

Plata bañada en oro: Puede desteñirse levemente o bajar la intensidad del baño. Para evitarlo, te sugerimos que evites mojar tus joyas, echarles crema o perfume y sacártelas para hacer deporte. En caso que quieras limpiarla, te recomendamos usar una solución suave de detergente de loza y un cepillo de dientes suave para hacerlo. Luego, enjuaga la joya, sécala con una toalla de papel y asegúrate que está bien seca antes de guardarla.

Bronce bañado en plata u oro: Para evitar que se decolore, te sugerimos que evites mojar tus joyas, echarles crema o perfume y sacártelas para hacer deporte.

Acero y Acero Bañado en Oro: Evita el contacto frecuente con químicos fuertes como detergente, cloro, perfume, etc. Guárdala en un joyero o envuelta en una bolsa de tela suave.
recuerda sacarte tu pulsera dorada antes de ducharte o hacer ejercicio. No te las pongas si vas a meterte en una piscina o termas.

Como recomendación general te aconsejamos guardar tus joyas en bolsas de tela, ojalá de algodón o lino. Evita las bolsas de organza porque ennegrecen las joyas.